Por qué no empezar el la cosa con uno de los MMORPG más jugados del momento? Por decirlo de una forma simple, la nigromancia ha sido un tema recurrente en el foro oficial de FFXIV — también conocido como “The Lodestone”—, pero cada vez que alguien sacaba el tema, había legiones de idiotas que decían que no, que la nigromancia nunca sería parte del lore de FFXIV y mucho menos jugable porque es una abominación.

Sólo para que conste, la nigromancia estuvo a punto de concretarse en FFXI, pero finalmente fue descartada y en su lugar el Puppetmaster (PUP) fue implementado como clase jugable.

De acuerdo con Naoki Yoshida (productor de FFXIV), nunca dejarán de añadir clases nuevas mientras el juego exista, y ya han introducido todas las clases que debían trasladar a inclusión del Samurai (SAM) y el Red mage (RDM), ambos parte de la expansión Stormblood. Y dijo que quería hacer algo nuevo a partir de ahora en cuanto a clases se refiere.

Tenemos que reconocer que las nuevas clases tienen que encajar de algún odio con las áreas nuevas del juego —de las nuevas expansiones—, al menos esa es una de las muchas teorías, pero no, no tienen por qué encajar con las nuevas áreas en cuanto a lore se refiere. Las nuevas clases pueden tener sus orígenes en cualquier área del juego, incluyendo áreas de A Realm Reborn (las más básicas del juego). El jugar donde tenga lugar la nueva expansión tiene poca o ninguna influencia en las nuevas clases, al menos no necesariamente. Ésto es lo que ha pasado con el Red Mage, cuya quest comienza en Ul’dah.

Lo cual nos lleva a un posible Nigromante. Algún que nunca ha sido popular en la franquicia Final Fantasy, “algo nuevo” como Yoshida dijo varias veces cuando le preguntaron.

Una de las cosas que Yoshida ha dejado siempre clara es que no le gustan los jobs con pets. Porque la experiencia que el equipo de desarrollo del juego ha tenido con el Summoner (SMN) y sus ajustes ha sido verdaderamente difícil y complicada desde el principio. También fue bastante difícil para los desarrolladores de FFXI, y los Summoners siempre están pidiendo más invocaciones y Egis más grandes como en FFXI.

En cualquier caso, éste es un duro golpe para la posibilidad de una clase Necromancer (NCR?), por lo que si alguna vez llega a existir un Necromancer en FFXIV, dudo mucho que sea un invocador de zombies, más bien un debuffer con Scythe (o Staff) y magia oscura tipo Aspir, Drain, Absorb-XXX, Death, Curse y cosas así, lo cual me haría también muy feliz la verdad. Ya hemos visto cómo han creado a Nybeth Obdilord (del Tactics Ogre) en la deep dungeon “Palace of the Dead”, y no está nada mal.

La nueva expansión será anunciada posiblemente en el fan fest que se celebrará los días 16, 17 y 18 de Noviembre en Las Vegas.

Más adelante, los días 2 y 3 de Febrero se celebrará el fanfest europeo en París, donde seguramente se revelarán nuevos detalles de la expansión, ya que la fecha es más próxima, y finalmente el 23 y 24 de Marzo tendremos la última cita en Japón donde esperaremos conocer aún más nuevos detalles de lo que se avecina.

Otro de los rumores recientes apunta a que el nombre de la nueva expansión será Shadowbringers, ya que Square Enix ha registrado esta marca recientemente.

Sea lo que sea, no queda otra que esperar hasta Noviembre para conocer nuevos detalles, y todavía está por ver si esos detalles incluirán nuevas clases. Ya ha dicho Yoshida varias veces que no necesariamente las expansiones tienen que traer nuevas clases. Pero él sabe muy bien que si quiere mantener a la gente enganchada al juego tiene que seguir añadiéndolas.